Webretail en las redes

Novedades
ACUERDO | 02/07/2013

Bancos frenan su política de descuentos

Los grandes bancos se ponen de acuerdo para limitar su política de descuentos. En indumentaria habrá un tope del 15% y no se aplicarán bajas en electrodomésticos.

Con el comienzo de las liquidaciones de la temporada de invierno, los bancos comenzaron a negociar las promociones con tarjeta para la próxima temporada. Y todo indica que la furia de los descuentos finalmente empezaría a aplacarse.

Con las comisiones que cobran a sus clientes casi congeladas por orden del Banco Central (BCRA), una porción cada vez mayor de sus depósitos destinada a financiar a pymes a una tasa subsidiada y ganancias que empiezan a resentirse, las entidades financieras ofrecerán en la segunda mitad del año descuentos mucho más moderados de lo que acostumbraban.

Según confiaron desde tres entidades de primera línea, en el rubro de indumentaria la idea sería no superar en la temporada de verano el 15%, un porcentaje que ya habían empezado a aplicar algunos grandes bancos este invierno, pero que no había sido acompañado por las entidades de menor tamaño.

"Va a haber una oferta más conservadora, con menos descuentos", confirmó a LA NACION el responsable de tarjetas de un banco nacional. "Seguramente el 15 por ciento sea la norma, mucho menos de eso ya no se puede bajar, porque ya no tendría sentido ni traccionaría tampoco en los clientes", dijo, con la condición de no ser nombrado.

Tiempos de cambio

La realidad es que hace tiempo que los grandes bancos están intentando salirse de los agresivos descuentos que empezaron a aplicar poco después de la crisis de 2002 con el objetivo de reflotar el consumo y volver a seducir a los clientes, que, en ese entonces, estaban descreídos del sistema financiero.

Pero lo que en un primer momento fue una gran herramienta de fidelización, en los últimos años se transformó en un arma de doble filo para el sistema, ya que las promociones se volvieron cada vez más agresivas y los usuarios bancarios empezaron a acumular tarjetas -sin importar el banco o la marca- con tal de aprovechar los descuentos. Al mismo tiempo, los presupuestos de las áreas de marketing, responsables de administrar las promociones, crecieron hasta ganar protagonismo en los balances de las entidades.

Así, las entidades que llegaron a dar descuentos del 40% en indumentaria y luego pasaron al 25% o 20% entre 2012 y el primer semestre de 2013, arrancarían agosto con promociones del orden del 15%.

"En junio se terminaron las promociones de indumentaria, en julio no suele hacerse nada mientras duran las liquidaciones, y en agosto, cuando vuelvan, vamos a ver un mercado más moderado en los descuentos", coincidieron desde un banco internacional. "Seguirán las promos, pero en shoppings no se verá nada de más del 15%", dijo.

En el caso de electrodomésticos, en los próximos meses los bancos medianos y chicos finalmente se adherirían también a la cruzada impulsada por los bancos grandes, que decidieron el mes pasado abandonar los descuentos en este rubro y canalizarlos, en vez, a través de Visa y Mastercard.

Así, en los locales de electrodomésticos ya no habrá recortes de precios, sino que se ofrecerán a través de Visa y Mastercard planes de 18 cuotas sin interés y de hasta 24 en algunos productos seleccionados.

En un primer momento, los bancos más chicos habían intentado seguir con los descuentos en electrodomésticos, contra la propuesta de las entidades más grandes, para precisamente poder atraer nuevos clientes. Sin embargo, según confiaron en una entidad mediana que hasta ahora se había mantenido con descuentos muy agresivos, la presión de los grandes bancos surtió efecto sobre los comercios, que para no dejar de operar con los grandes condicionan al resto de las entidades a hacer promociones que no superen la oferta de los líderes.

"Visa y Master asumen el costo financiero de las cuotas, a cambio de que los comercios no acepten ofertas de promociones superadoras", confiaron en un banco. "Como parte del acuerdo con los comercios, los grandes bancos les impiden aceptar ofertas superadoras", dijeron.

En el caso de los supermercados, en tanto, sólo un puñado de entidades tendría previsto continuar con las promociones, pero ofreciendo descuentos sólo en la compra de alimentos. Y es que para los bancos las promos en los súper son las más costosas, por el volumen que tienen las operaciones. "Un cliente puede gastar 1000 pesos por semana en el súper, mientras que se compra un par de zapatos o dos por mes, a ese precio", ejemplificó una fuente.

Fuente: La Nación



//Notas relacionadas

Novedades
Embajador

Banco Santander volvió a elegir a Pelé

Banco Santander anunció la renovación de Pelé como embajador de la entidad para sus patrocinios del fútbol en Latinoamérica.
Novedades
Panorama

Respaldo del FMI al plan del BCRA

El director del Fondo para la región dijo que Federico Sturzenegger está aplicando una "estrategia correcta" que ya ha funcionado en otros países.
Novedades
Embajador

Banco Santander volvió a elegir a Pelé

Banco Santander anunció la renovación de Pelé como embajador de la entidad para sus patrocinios del fútbol en Latinoamérica.

//Seguinos en twitter